20 octubre 2019

EVOCACIÓN DE MARÍA ZAMBRANO

José Sarria


Evocar a la pensadora malagueña María Zambrano, en estos tiempos tan extraños como convulsos, resulta tan necesario como redentor.

Y este es el reto que plantea la escritora cordobesa, Maricruz Garrido, con su última entrega lírica, “Siempre es demasiado”; un texto que propone, desde una acertada y respetuosa recreación del devenir de la filósofa malagueña, la necesidad por recuperar el pensamiento y la propuesta vital de Zambrano.

Frente a un mundo acelerado, donde lo inmediato cobra cada vez más relevancia, un tiempo, el nuestro, en el que como ha dicho el también filósofo polaco, Zygmunt Bauman, todas las ideas de felicidad acaban delante de un escaparate, es preciso hacer un alto en el camino, regresar la mirada a los primeros días, al territorio caliginoso de los sorpresas vitales y rescatar del océano de aquellos instantes, la esencia, la sustancia final de la vida.

Es lo que hace Maricruz Garrido, con una poesía que apuesta por la contemplación, por la meditación, por la reflexión en torno a la creación y obra de aquella autora cuyo pensamiento le ha cautivado y a quien erige este monumento lírico.

Maricruz Garrido presenta el aspecto más cercano, más humano de María Zambrano: la juventud republicana, la frágil salud, el primer y gran amor prohibido con su primo carnal Miguel Pizarro, la guerra civil, el dolor por su hermana Araceli, la derrota y el exilio: “Me tocó vivir en un mundo prestado …/… Nadie quiere el exilio, más siempre es demasiado”. Y desde ese basamento, eleva un canto, un poemario bien construido, plástico, hermoso, desde el que reflexionar bajo la hermosa iconografía que se sustenta en la cosmogonía de las experiencias vitales y que sirven como testera a un conjunto de poemas que nos revelarán el sendero de la indagación, de la caída, del fracaso, así como de la certeza, de la firmeza en las convicciones personales que sirven de guía y faro en el trayecto de la vida: “La vida es elección” / “Yo sé que nunca fui, más siempre he sido ../… un corazón anclado por la espera / que solo sabe vivir para ser libre”.

Acercarnos al espíritu vaporoso y a la agitación personal de Zambrano, para pronunciar lo verdaderamente sublime, para instalarnos, desde la reflexión, ante el al reconocimiento, es el gran acierto de “Siempre es demasiado”, libro que nos revela a una poeta en marcha, quien con un lenguaje asequible, luminoso y transparente, edifica, desde una propuesta intimista, un texto profundamente reflexivo que, frente a aquel mundo global, frenético y descentrado hacia el que pretende abocarnos la “mano invisible del mercado”, apuesta por la constitución de una nueva educación de la subjetividad, desde la verbalización, una nueva educación sentimental que acompañe al hombre en este tiempo y en donde se recuperen palabras y valores tan subversivos como amor, libertad, belleza, solidaridad o pasión, tal y como leemos en el poema “Mi identidad con María Zambrano”, que se eleva como bastión inexpugnable de la vida y obra de nuestra filósofa más universal: “más siempre la palabra …/… esa palabra libre, sin barrera ni tiempo, / ese infinito manto que llena el pensamiento / y lo transforma todo en expresión eterna”.

 

 

“Siempre es demasiado”

Maricruz Garrido

Ánfora Nova (Rute, 2019)

 

 

 

 

Web patrocinada

Unicaja Obra Social

SALUDA PRESIDENTE

Saluda Presidente Manuel Gahete

Manuel Gahete.

Últimos premiados