3 noviembre 2017

Perséfone

Paloma Fernández Gomá


Los versos de este último libro del poeta Miguel Florián encierran el mito de Perséfone y en él la muerte está atenta visitando todos los momentos de la vida con un interrogante continuo, con la intención de dividir el libro en cuatro apartados.

En el primer apartado se intensifica un río continuo de emociones, si bien hemos de señalar que el libro es un fluir constante de alteraciones subjetivas del ánimo, que se debaten entre la vida y la muerte. Continuemos pues,  hablando del primer apartado, donde percibimos un dolor oscuro, una voz lejana, que se torna en necesidad permanente de hallar el cauce del retorno a la vida, a la primavera, al reencuentro del fruto; que el poeta necesita encontrar.

Leemos:

“Las girándulas abriéndose en la noche”

“… la sola mujer, mujer mía”

Porque antes: “Ha pasado el verano, la casa/ quedó deshabitada./ Recuerdo la risa de los niños”

En la segunda parte del poemario, Miguel Forián busca la primavera, el recuerdo de lo que fue y el reflejo de un resplandor que se volverá oscuro detrás del otoño; con poemas como: Regreso, Erosión, El agua de la infancia, Patio, Tú, Resplandor o Estorninos, entre otros.

El tercer apartado, titulado: Nudo inacabado, acoge un total de nueve poemas en busca de la luz, la templanza y el calor.

“ tiembla mi corazón cuando acaricio

el ribazo de amapolas ardiendo.”

“ Eres tú quien esparce las flores a mi paso”

“Un mundo tan intenso que se extiende

por los cables eléctricos. Los alcores heridos

donde el agua abre su estela circular”

“Hazme nacer de nuevo”

“Como un niño que tiembla igual que el junco”

”Busco tu luz, el ramo de tu sombra “

“Henchida de dulzor, una mujer”

En el último apartado que lleva por título Perséfone, el autor abraza a Perséfone, diosa de la siembra que habita en lo oscuro, que regresa para gozar de la luz y después se adentra en el abismo.

Y en la poesía de Miguel Florián se  siente el perfume rosado de las adelfas brotar en sus palabras, así como la brisa de las velas  de los barcos extenderse como plumas sobre un amor imposible, porque él, el poeta, ama el mito encarnado por la diosa, el olor de la primavera y de la vida que se puede palpar día a día, esperando el tránsito final, la muerte que agazapada nos busca. El Hades que avecinamos, nos atormenta desde que nacemos con su crueldad de tiempo sobrevenido. Escribe Miguel Florián:

“ Dormimos arrullados por el amor del mar

y no sabemos despertar.

El mar …(que es olvido,

contra la crueldad del tiempo)

el mar que todo lo crea,

que todo lo destruye"

Perséfone, Perséfone es un libro para leer desde la proximidad a la que nos invita el autor e ir adentrándonos en las citas mitológicas que entrañan los poemas; hasta vislumbrar todo un contenido de realidad-ficción en el que vivimos y que Miguel Florián sabe sacar a la luz desde su poesía, siempre atenta a las razones que dicta el corazón.

 

 

Perséfone, Perséfone de Miguel Florián.

La Isla de Sistolá. Sevilla 2017.

 

 

Web patrocinada

Unicaja Obra Social

SALUDA PRESIDENTE

Saluda Presidente Manuel Gahete

Manuel Gahete.

Últimos premiados