11 enero 2017

Y PORTUGUESA EL ALMA O LA POESÍA COMO ESPACIO DE LUZ Y CLARIDAD

Ramón Martínez López


“Y portuguesa el alma”

Manuel Salinas

Entorno Gráfico 

 

 

He aquí una de esas sorpresas que de vez en cuando nos regala la poesía. Y es que un libro puede sacudir nuestra sensibilidad y enseñarnos de paso a sentir unos poemas, convertidos por la mano de Manuel Salinas en pura esencia vital.

La poesía no es otra cosa que una parte más o menos quintaesenciada de la vida y por ello Y portuguesa el alma nos sobrecoge desde el primer verso, ya que el poeta granadino afincado en Málaga ha sabido recrear un cosmos poético sorprendente y sugestivo, con evidentes referencias a un presente vivo y latente que vislumbra el futuro, sin apenas alusiones al pasado.

Sólo desde este supuesto comprendemos y aplaudimos una obra poética donde no existen la soledad, la tristeza o la nostalgia; una obra poética que tiene como eje vertebrador la alegría y donde el poema se convierte en espacio de luz y claridad.

Poesía y más poesía para un mundo quizás demasiado prosaico, que en cada poema parece recuperar los valores perdidos en esa suerte de camino hacia la ética  a través de la estética, que Salinas ha sabido emprender como nadie y que, sin lugar a dudas, lo ha llevado indefectiblemente con esta última creación a su madurez poética.

Todo está armoniosamente construido. No hay nada que logre desequilibrar el edificio armónico de un poeta que domina la difícil sencillez con la naturalidad de su bonhomía.

Esta es la verdad de un poeta que penetra en la bondad de la poesía, en la bondad de la palabra, en la bondad de los hombres, a la vez que construye un universo poético capaz de acariciar el alma del confiado lector que sucumbe, como el propio Salinas, ante el deber de amar.

Entonces, sólo entonces, la poesía se convierte en un fin en sí misma, donde el bien, la justicia y el amor imperan y desarman a la codicia y la degeneración.

Ahora el poema adquiere una dimensión desconocida, pero no por ello menos deseada, y al alcance de unos pocos.

Y si esto fuera poco, a todo ello le sumamos el maravilloso Prólogo, a modo de diálogo interior con el autor, de Sara Pujol Russel, donde las palabras de Salinas se transmutan en “surcos, relieves musicales, música visual, pintura visual, acantos, hospedaje del alma, alacenas de agua y luz cincelada en el pórtico de la vida”; y la hermosísima ilustración con la que María Teresa Martín-Vivaldi envuelve Y portuguesa el alma.

Y he aquí, como por arte de magia, esta joya literaria que nos presenta Entorno Gráfico y que está destinada a despertarnos del sueño de este mundo.

 

 

Web patrocinada

Unicaja Obra Social

SALUDA PRESIDENTE

Saluda Presidente Manuel Gahete

Manuel Gahete.

Últimos premiados